La geo-computación no solo consiste en utilizar computadores para procesar datos geográficos, sino también entender su impacto en el mundo real, permitiendo así abordar una gama de problemas con implicaciones científicas, sociales, medioambientales, etc. Entre los usos más frecuentes tememos: el análisis espacial del mercado (inteligencia de mercados), análisis del comportamiento migratorio, análisis de los